Aeropuertos, aviones y bebés

La primera vez que viajamos en avión con nuestra hija, ella tenía 2 meses. Aunque habíamos viajado muchas veces en avión, nos surgieron muchas dudas que nos inquietaban, ya que queríamos tenerlo todo atado para no tener que improvisar o dejar ciertas cuestiones al azar. Así que hoy vamos a compartir con vosotros esta información sobre aeropuertos, aviones y bebés.

IMG_6187

Compañías aéreas: reserva del billete

Cada compañía aérea tiene sus normas sobre equipaje de mano, silletas de bebé, reserva de asientos para bebés, cunas, etc. Es importante consultar las condiciones que cada compañía ofrece. La mayoría permiten llevar algo de equipaje de mano para el bebé, facturar una silleta o llevarla hasta la puerta de embarque. La mayoría obligan a llevar el bebé  en brazos si es menor de un año de edad. Las cunas solo están disponibles para bebés menores de un año y en vuelos de más de cinco horas, aunque puede variar de una compañía a otra.

Los bebés (niños menores de 2 años) no tienen derecho a asiento en el avión, pero algunas compañías dan la opción de solicitar a través de una llamada telefónica un asiento para el bebé después de haber completado la compra del billete, si en el momento de viajar el bebé tiene de 12 a 23 meses. En algunos casos la compañía podría exigir que la familia lleve un sistema de retención infantil homologado.

Documentación

Los bebés pueden viajar por territorio español sin documentación (sin DNI), aunque en ese caso será necesario mostrar el libro de familia a la compañía aérea. Se podría dar el caso que alguna compañía aérea exigiese la documentación del bebé también, por eso, es recomendable comprobar con la compañía la normativa interna de esta. Para viajar al extranjero, los bebés deben viajar con la misma documentación que los padres: DNI, pasaporte o visado si fuera necesario.

Aparcar el coche

Si tenéis que dejar el coche en el aeropuerto durante los días que estaréis de viaje, quizás os preguntéis dónde será mejor aparcar. En el aeropuerto de Barcelona hay un parking de larga estancia en la terminal 1. El párking está en la misma terminal, lo cual facilita el acceso al aeropuerto. Pero si salimos de la terminal 2 la cosa cambia: hay un parking en la terminal, pero es bastante más caro que el párking de larga estancia. Y, como ya sabemos, el parking de larga estancia está en la otra terminal, lo que nos obliga a desplazarnos entre terminales en autobús lanzadora o en taxi.

Actualmente existen más opciones para aparcar el coche cuando vamos al aeropuerto: hay parkings cercanos al aeropuerto que incluyen transporte de los viajeros desde el parking al aeropuerto, y a la inversa el día de regreso. Pero si no quereis tener que desplazaros una vez habéis llegado al aeropuerto, podeis optar por contratar una empresa para que recoja vuestro coche en la puerta de la terminal del aeropuerto a la hora a la que lleguéis para facturar y os lo traiga de vuelta a la puerta de la terminal a vuestra llegada.

Os recomendamos visitar la página de aena para comprobar si durante las fechas del viaje  hay alguna oferta o tarifa especial para aparcar el coche en la misma terminal del aeropuerto. Reservar el parking con antelación sale más económico que aparcar sin reserva. También os recomendamos las empresas con conductores que recogen el coche y os lo traen de vuelta.

Aeropuerto: facturación y control de seguridad

Algunas compañías de vuelo permiten a las familias con bebés facturar en el mostrador reservado para viajeros que facturan a última hora (last minute check in), especialmente cuando hay una cola de espera larguísima. No suele estar indicado, así que nuestra recomendación es preguntar, ya que la cola de facturación no es muy entretenida para un bebé y puede hacerse pesado, incluso antes de empezar el viaje.

Si no queréis facturar la silleta de bebé, podéis llevarla hasta la puerta de embarque, y allí operarios de la compañía aérea la bajarán a la bodega del avión. Es recomendable proteger la silleta, no solo de golpes, sino también de agua o suciedad. Nosotros no tenemos bolsa especial para transportar la silleta, así que nos llevamos con nosotros bolsas de plástico enormes y cinta adhesiva, que finalmente no fueron necesarios en ningún caso, ya que hasta ahora la compañía aérea siempre nos ha proporcionado bolsas para proteger las silletas.

En muchos aeropuertos, por lo menos en los grandes, se puede pasar el control de seguridad a través de un control de seguridad con un ancho especial, por el que solo pasan pasajeros con sillas de ruedas, pasajeros con bebés, y pasajeros con alguna otra situación excepcional. Suelen estar en uno de los extremos del control de seguridad.

Para pasar el control hay que pasar las bolsas de mano por el escáner (como en todos los controles de seguridad), también hay que pasar la silleta por el escáner y a continuación uno de los padres pasa por el arco magnético. Una vez uno de los padres tiene el visto bueno, vuelve atrás y pasa por el arco de seguridad con el bebé. A continuación pasa el otro padre o acompañante.

¿Se puede pasar agua o leche u otros líquidos por el control de seguridad para los biberones del bebé? , se pueden pasar productos líquidos, hasta un total de 1 litro entre todos. Estos deberán ir en envases individuales de no más de 100 ml. y en bolsas transparentes. También se pueden llevar potitos, papillas e incluso medicamentos, en caso necesario. Pero siempre un máximo de 1 litro en conjunto. Al pasar el control de seguridad todos los productos líquidos serán inspeccionados. A continuación tenéis el enlace con la información siempre actualizada de aena.

Embarque

Los pasajeros que viajan con niños tienen prioridad para embarcar en el avión, no es necesario hacer toda la cola de pasajeros para embarcar.

Vuelo

Al embarcar y ocupar los asientos asignados, algún miembro de la tripulación proporciona el cinturón de seguridad infantil (que va enlazado con el de uno de los padres) y  el chaleco salvavidas.

Muchos bebés se duermen después de despegar, pero puede que durante el vuelo se despierten. Recomendamos llevar algún cuento, juguete o muñeco favorito, libros o dibujos para colorear (si ya sabe colorear y le gusta), y otros entretenimientos que puedan distraer al bebé durante el vuelo.

Si el bebé se cansa de estar en los brazos, podéis probar a caminar por el pasillo del avión.

Es recomendable llevar una mantita o arrullo para tapar al bebé en el avión, ya que el ambiente en el avión puede ser fresco debido al aire acondicionado.

Recogida de equipaje: maletas y silleta de bebé

Al llegar al aeropuerto de destino hay que ir a recoger las maletas facturadas. También hay que recoger la silleta de bebé que ha viajado en la bodega del avión, aunque no la hayamos facturado. Las maletas facturadas saldrán por la cinta correspondiente, y la silleta de bebé saldrá por la cinta para equipaje o bultos de tamaño especial, no saldrá por la misma cinta que el equipaje facturado.

Si queréis más información sobre alguno de estos apartados o sobre alguno que hayamos podido olvidar, dejadnos un mensaje a continuación. Y ¡buen viaje!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s