Mi bebé ya tiene 11 meses

Nuestra bebé ha cumplido los once meses. A continuación os contamos qué ha aprendido a hacer, qué destrezas ha adquirido, los cambios que vemos en ella desde que cumplió los diez meses, hasta que ha cumplido los once. Ya queda poquito para cumplir un año.

IMG_20170703_230245_771

 

 

  • señala con el dedo, en lugar de señalar con el brazo estirado, como hacía hasta ahora. Lo señala todo: lo que quiere, a donde quiere ir, quien quiere que la coja.
  • hemos eliminado la siesta de la tarde. Y la hora de ir a domir por la noche ha mejorado mucho: vuelve a dormirse en poco rato.
  • sabe pasar las páginas de los cuentos. A veces pasa dos o tres a la vez, algunas veces atina y pasa solo una página. Pero es capaz de mirar los cuentos ella sola.
  • cuando mira los cuentos se los explica. Señala los dibujos, como le hacemos nosotros al contarle los cuentos.
  • si puede desplazarse de pie, lo prefiere a gatear. Gateando es muy hábil, y de pie cogida también. Las escaleras hace semanas que no son ningún misterio ni impedimento para ella. Se mantiene de pie sin cogerse. Normalmente da pasitos cogida, pero si necesita las manos para coger algo, se suelta y se queda de pie. Hace la intención de caminar, pero no se acaba de atrever.
  • imita todo lo que hacemos el resto de personas: si nos cogemos a la baranda de la escalera, ella también quiere, si tenemos plato y tenedor para comer, ella también quiere cogerlos, etc, etc. De hecho, cada vez más quiere comer ella sola. Pone la cuchara o tenedor en el plato y después se los lleva  a la boca. A menudo la comida acaba por todas partes.
  • sabe donde está nuestra nariz (la suya no, porque no sabe que ella tiene nariz). A la pregunta ¿Dónde está la nariz de mamá / papá? Nos toca la nariz.También sabe que si le preguntamos ¿dónde está la barriga? es porqué le vamos a hacer cosquillas en la barriga.
  • Cuando ve un peine o cepillo quiere cogerlos, e intenta peinarse. También lo hace con cualquier objeto algo “parecido”: con una cuchara de madera
  • Lo quiere tocar todo, todo, todo.
  • Amontona botes o recipientes, con precisión.
  • Sabe llamar conscientemente a papá, mamá y al perro de la persona que cuida de ella (tatá).
  • Ya sabía abrir cajones y armarios. Pero ahora también sabe cómo se abren las puertas. Menos mal que no llega al pomo.
  • Le encanta subir las escaleras ellas sola. También quiere bajarlas, pero no le acaba de salir. Evidentemente, no la dejamos sola ni un momento.
  • Se enfada muchísimo cada vez que le cambiamos el pañal. Es como si le hiciéramos perder el tiempo. También se enfada muchísimo cuando la sacamos de la bañera o de la piscina.
  • Entiende muchísimas cosas : vamos a la calle, vamos a ver si viene papá, ¿donde está mamá?, llama al perrito, mira las estrellas, ¿quieres más?, etc.
  • Hasta hace poco comía de todo, pero últimamente no le entusiasma nada la carne. La escupe, sin más. Tampoco le apetece mucho la fruta, o casi nada. El pan le encanta y tampoco lo quiere. Suponemos que será por el calor.

Seguimos con solo dos dientes, los dos de abajo. Pero los dos de arriba asoman la puntita: se pueden ver los dos perfectamente, pero no acaban de romper la encía.

Y aquí ya estamos haciendo apuestas sobre si caminará antes de cumplir un año y sobre si cuando las dos paletas van a romper la encía.

Si queréis saber los cambios que observamos en Mofletes el mes anterior, tenéis una entrada (Mi bebé ya tiene 10 meses) con toda la información.

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s